Acción Familiar en el diario ABC La familia debe estar en el debate electoral

Publicado el: 01 / 11 / 2015

Mª Teresa López López, miembro de la Cátedra Extraordinaria de Políticas de Familia y de la Universidad Complutense-Acción Familiar, expone en el diario ABC, la importancia de valorar a la familia e incluirla en las políticas públicas.  Presentamos, a continuación, el artículo completo:

La familia debe estar en el debate electoral

La familia no es un asunto sólo privado, sus decisiones tienen consecuencias públicas que a su vez condicionan las actuaciones de los responsables políticos. Basta comprobar como, por ejemplo, la negativa de muchas familias españolas a tener hijos, hace tambalear los fundamentos de nuestro Estado de Bienestar. Por ello y dejando al margen argumentos ideológicos, existen muchas razones que exigen su presencia en el debate político. Más que nunca es necesario re-conocer el valor de la familia como institución y esto exige el esfuerzo de todos: de las propias familias, los interlocutores sociales, la sociedad civil y también de los responsables políticos. Todos necesitamos que las familias desempeñen correctamente su “trabajo”, porque resulta imprescindible para la sostenibilidad de la población y el enlace entre generaciones; la educación integral de los más jóvenes; la disminución del fracaso escolar; el desarrollo de la solidaridad entre generaciones; el crecimiento económico y la cohesión social, etc.

La familia es un asunto de interés público y el Estado tiene irremediablemente que contar con ella, por lo que resulta necesario incorporar a los programas electorales medidas de apoyo. Son necesarias actuaciones públicas que ayuden a las familias a atender sus verdaderas necesidades cuando ellas solas no puedan hacerlo. Y también que les permitan ejercer sus derechos fundamentales como se recoge, por ejemplo, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos refiriéndose explícitamente a la maternidad.

Son muchas las medidas necesarias para recogerlas en pocas líneas. Pero hay dos tareas prioritarias, que además resultan imprescindibles para asegurar la sostenibilidad de nuestro Estado de Bienestar y del sistema de pensiones: la protección y apoyo a las familias que desean tener hijos (que además serán futuros cotizantes), y no pueden hacerlo; y medidas que incentiven la creación de empleo, que proporcione a las familias recursos dignos para atender sus necesidades, y les permita además compatibilizar el trabajo con la familia.

No habrá una buena política de creación de empleo separada de una política de familia, como no puede haber una verdadera política de igualdad entre hombres y mujeres, si no se facilita la conciliación y la corresponsabilidad.

Mª Teresa López